La terapia de pareja cómo funciona

Si alguna vez te has preguntado la terapia de pareja cómo funciona, en este artículo te lo vamos a decir, pues se trata de una herramienta psicológica muy popular, no sólo por la efectividad de sus resultados, también porque los problemas que se pueden dar en un vínculo amoroso, no conocen de género, edad ni estatus social.

Con esto no queremos decir que de manera contundente, todas las parejas deben atravesar por conflictos. Sin embargo, sabemos que por tratarse de una convivencia social (como muchas otras), es natural que existan malos entendidos y situaciones que no sean agradables para uno de los miembros de la pareja.

La industria del cine, las novelas e incluso la publicidad, se han encargado de crear estereotipos del “amor perfecto”, uno donde no existen las peleas, las discusiones, los miedos y demás situaciones negativas. La realidad es muy diferente, ya que al tratarse de una relación como la amistad o la laboral, pueden suscitarse momentos negativos.

Es una realidad que las parejas pasan por momentos felices, por ejemplo, la adquisición de un departamento nuevo; pero también atraviesan por otros que son menos afortunados, los cuales en ocasiones pueden provocar que la relación se dañe y se necesite visitar a los especialistas.

Motivos para ir a terapia

Entonces, para comprender la terapia de pareja cómo funciona, vamos a mencionar algunos de los motivos que llevan a las parejas a un consultorio.

  • Celos

Son un sentimiento natural que todos los seres humanos experimentamos alguna vez en la vida, tanto en el entorno familiar, escolar, laboral y por supuesto, en el sentimental.

En el caso específico de las relaciones de pareja, los celos se llegan a presentar cuando se siente el temor de perder a la persona amada; sin embargo, no se debe olvidar que a pesar de ser un sentimiento natural en las personas, a veces llegan a causar severos malos entendidos, que de no resolverse a tiempo, podrían incluso terminar con el noviazgo o matrimonio.

Por eso la terapia de pareja puede ser una buena manera de resolver los problemas causados por los celos, siempre y cuando las dos personas de la relación estén dispuestas a visitar a un psicólogo quien guiará cada sesión hacia la sana convivencia que anteriormente se tenía.

  • Problemas sexuales

Dentro de una relación, uno de los problemas que más se pueden presentar es el que está relacionado con la sexualidad. Se trata de momentos íntimos que pueden reforzar el vínculo amoroso por todo lo que representan; sin embargo, en ocasiones sucede que la complicidad se va perdiendo y lo más recomendable es que –una vez que los dos estén de acuerdo- visiten el consultorio de un psicólogo especialista.

  • Conflictos familiares

Cuando se establece una relación, lo más natural es que ambos miembros del vínculo amoroso conozcan a la familia de su pareja, puede darse en una situación planeada como una cena o en algo espontáneo como una fiesta. A veces puede suceder que no exista una buena relación entre todos, a causa de diferencias de pensamiento o malos entendidos; esto puede hablarse en un consultorio y hallar la manera de que exista cordialidad entre la pareja y sus respectivas familias.

Los anteriores son algunos ejemplos de las diferentes problemáticas por las que pueden atravesar las parejas, las cuales se pueden hablar y solucionar con el apoyo de los psicólogos, quienes usarán la terapia para indagar en el origen de estos conflictos para poder plantear una buena solución.

La reconciliación o la recuperación de la buena convivencia no se logra en la primera sesión de la terapia, por lo que se debe ser paciente y tener en cuenta que a lo largo de las sesiones, los resultados irán apareciendo y el vínculo amoroso será igual o más fuerte de lo que era antes.

 

ENTRADAS RECIENTES

CONTÁCTANOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on google
Share on whatsapp
Share on email