La terapia de hipnosis para adicciones, importante elección

Cuando hablamos sobre la terapia de hipnosis para adicciones, nos estamos refiriendo a un método que aplica la psicología para buscar determinadas soluciones a una problemática que afecta a cualquier tipo de población, es decir, pueden ser hombres, mujeres, adolescentes o adultos mayores.

Este tipo de terapia, como muchas con las que cuenta la psicología, se enfoca en el paciente, en una indagatoria sobre los momentos de su vida que posiblemente detonaron una adicción y además, busca una solución a este problema con la finalidad de devolverle a las personas una vida plena y sin daños tanto físicos como emocionales.

Terapia de hipnosis, sus antecedentes

Antes de explicar todas las características de esta terapia, consideramos conveniente hacer una pequeña pausa para conocer los antecedentes de este tipo de intervención psicológica, la cual se puede aplicar no solamente al tema de adicciones, también a otros conflictos como la depresión y la baja autoestima.

Primero debemos describir a la hipnosis como un estado de inconsciencia muy parecido al sueño. Se trata de un procedimiento psicológico que necesita de la interacción entre un especialista (en este caso un psicólogo) y la persona que desea someterse a esta terapia.

Desde el origen de la palabra hipnosis podemos encontrar su relación con el estado de inconsciencia, ya que “hipnos” significa dormir o soñar, un término que se comenzó a utilizar en 1842 por James Braid, un neurocirujano originario de Escocia.

Pero desde civilizaciones más antiguas, como la griega, la egipcia e incluso la de los mayas, ya se recurría a la hipnosis para tratar de sanar algunas enfermedades, para lo que se hacían rituales en los que había canto y baile en los que participaban varias personas.

Sin embargo, se considera a Franz Anton Mesmer como el precursor de la hipnosis, debido a que él creía que el magnetismo era capaz de curar enfermedades. Pero fue James Braid quien en 1843 logró definir a la hipnosis como se conoce actualmente.

Sin duda este tipo de terapia tiene una historia muy larga, que será mejor explicar con mayor detalle en otro artículo, pues fueron muchos los teóricos, investigadores y médicos los que desarrollaron hipótesis, propusieron conceptos y aplicaron esta técnica en la búsqueda de una curación.

Terapia de hipnosis, en qué consiste

En la terapia de hipnosis para adicciones, el que hipnotiza trata de indagar de manera más profunda en los pensamientos y sentimientos del paciente, quien debe estar en un estado muy alto de concentración para poder traer al presente esos momentos que el psicólogo necesita conocer para determinar la causa de sus conflictos y posteriormente, buscar una solución.

Como parte de esta herramienta psicológica sobresalen dos conceptos clave en los que vale la pena detenerse, pues son los que ayudan a explicar mejor en qué consiste la terapia de hipnosis enfocada, en este caso, en terminar con ciertas adicciones, ya sea al cigarro (la más común), el alcohol o las drogas.

  • Atención: el psicólogo que guía la terapia debe de lograr captar toda la atención del paciente, para que pueda responder correctamente a los estímulos que le provoca.
  • Control: este aspecto se refiere al control que toma el psicólogo de la situación, es decir, que cada paciente puede hacer o decir las cosas que el especialista le pida, de una forma siempre responsable y con el único fin de brindarle una ayuda.

La terapia de hipnosis para una adicción resulta ser una buena alternativa para las personas que desean controlar o terminar con el consumo de una sustancia dañina en específico. Es muy útil, pues los especialistas trabajan con sensaciones físicas y emocionales para que los pacientes expresen todo lo esencial para acabar con esta problemática.

 

ENTRADAS RECIENTES

CONTÁCTANOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on google
Share on whatsapp
Share on email