El optimismo

Es algo más que frases positivas. El optimismo nos brinda la posibilidad de reconocer los sentimientos sin anularlos mejorando la habilidad para el auto control. Así entonces, el optimismo nos brinda una manera más eficiente acerca de “cómo” explicar los acontecimientos que ocurren.

De acuerdo con Fernández (2011), algunas características de la persona optimista son su perseverancia para enfrentar las distintas adversidades además de la acumulación de distintas situaciones de éxito, ya que, dada su propuesta optimista, genera un “contagio” en esta forma de afrontar las diversas circunstancias de la vida.

Generalmente el optimista cuenta con una autoestima funcional (alta) fruto del reconocimiento de lo que ha logrado y, al mismo tiempo, como consecuencia de una reflexión de lo que ha aprendido en las etapas donde ha cometido errores.

Como un contraste de la visión optimista, el pesimismo puede explicare como una teoría de la realidad catastrófica e inmutable (Seligman, 1999 citado por Fernández). El pesimismo es el resultado aprendido de cómo se explican los hechos externos. El pesimismo también puede entenderse como a partir de un factor interno (endógeno). Esto es cuando la persona tiene temor de que sus sentimientos más primitivos escapen de su control.

Desde que se es niño, éste tiene la oportunidad de vivirse a sí mismo en medio de las alegrías, las tristezas, las frustraciones y, en general, en una vida que se da a partir del ensayo-error. Todo esto tiene una importante contribución en la formación de la personalidad del optimista.

Seligman (1999, citado por Fernández) explica tres dimensiones fundamentales que una persona tiene para explicar un evento o suceso ya sea de manera pesimista u optimista:

Duración “a veces vs siempre”

Las personas con una actitud pesimista creen que las causas de los acontecimientos poco agradables tienen efectos permanentes. En cambio, las personas con una visión optimista aceptan que los posibles imponderables que ocurren son transitorios.

Alcance “específico vs global”

Cuando un acontecimiento negativo se lee bajo un lente pesimista, se tienden a ver sus efectos de manera global con repercusiones en todas las esferas de la vida. Cuando un acontecimiento negativo se lee bajo un lente optimista, se logra focalizar y delimitar sus alcances a un área concreta de la vida.

Responsabilidad “interna vs externa”

Las personas con orientación pesimista, generalmente se culpan a sí mismas cuando fracasan y poseen una baja autoestima. De esta manera, cuando el sentimiento de culpabilidad es interno y además permanente y global, es denominado “culpabilidad general” de acuerdo con Seligman.

ENTRADAS RECIENTES

CONTÁCTANOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on google
Share on whatsapp
Share on email