La depresión, causas y formas de combatirla

El rompimiento con la pareja, la pérdida de un trabajo, el cambio inesperado de casa o el fallecimiento de un familiar, son algunos motivos que pueden conducir a que las personas tengan depresión, un sentimiento que de no prestarle atención, podría acarrear algunos problemas.

Para detectarla, hay que definirla

Antes de hablar sobre los síntomas que más caracterizan a la depresión, lo primero que se debe hacer es entenderla, para ello conviene conocer lo que significa.De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión “es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima”, entre otros síntomas que afectan la vida diaria de la persona que la padece.Esta organización también señala que este trastorno puede convertirse en algo crónico que en los casos más complicados, llega a “dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria”.Incluso, la OMS indica que cuando la depresión se encuentra en un estado muy grave, podría provocar que las personas que pasan por este trastorno, atenten contra su propia vida. Por eso, es muy importante acudir con un psicólogo para que determine cuál es el grado de complicación de dicho mal.

México, un país deprimido

En el caso concreto de México, la misma Organización Mundial de la Salud ha pronosticado que cuando llegue el año 2020, la depresión será la primera causa de discapacidad en nuestro país y en otras naciones que se encuentran en vías de desarrollo.Una cifra de la Secretaría de Salud refleja lo importante que es buscar ayuda o apoyar a alguien que esté pasando por este trastorno, pues son más de 10 millones de mexicanos quienes sufren a causa de esta enfermedad, es decir, 8.4% de todas las personas que viven en el país, tienen depresión.Entre los diferentes datos que maneja la Secretaría de Salud también sobresale uno al que conviene prestarle atención: entre 12 y 20% de mexicanos que tienen de 18 a 65 años sufren por este trastorno. Con esto, es posible notar que se trata de algo que no afecta a las personas de cualquier edad, ya sean adolescentes o adultos.La Directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, María Elena Medina Mora, explicó en una entrevista con un medio de comunicación que la depresión “afecta a una proporción importante de la población”, principalmente a las mujeres.

Los tipos de depresión

Para que las personas que estén sufriendo con este trastorno puedan ser atendidas de manera adecuada, es necesario que se identifique el grado de depresión que tienen. Para eso, es bueno conocer cuáles son los tipos de depresión.
  • Trastorno depresivo mayor: este tipo de padecimiento afecta de forma severa a las personas que lo tienen, pues pueden sufrir la mayoría de los síntomas de la depresión. Se trata de estados muy largos de melancolía y tristeza que incluso pueden provocar que los enfermos dejen de comer.
  • Distimia: entre sus principales características está la inestabilidad emocional, mucha ansiedad y baja autoestima.
  • Trastorno ansioso-depresivo: como su nombre lo indica, se trata de un padecimiento que provoca ansiedad y depresión, las cuales se presentan en estados moderados.
  • Depresión atípica: uno de los síntomas que más la identifican es la ansiedad y otros que suelen llamarse como “invertidos”, porque aumenta el apetito y horas de sueño muy prolongadas (al contrario del trastorno depresivo mayor).
  • Trastorno afectivo estacional: se presenta solamente en algunas temporadas del año, las cuales coinciden con los cambios de estación (principalmente el invierno). Se caracteriza por un sueño excesivo, fatiga y tristeza.
  • Trastorno bipolar: su principal síntoma son los momentos de depresión grave, combinados con gran exaltación e hiperactividad, que las personas que tienen este padecimiento, no pueden controlar.
  • Ciclotimia: son cambios frecuentes de humor, se puede pasar de la alegría a la tristeza de manera repentina, su afectación se da esporádicamente y puede durar un par de días.

Los síntomas que más distinguen al trastorno depresivo

La depresión, como hemos podido leer hasta este punto, es un trastorno mental que afecta tanto a hombres y mujeres, sin importar la edad. De manera general, podríamos mencionar algunos de sus síntomas más recurrentes y reconocidos, para que sea más fácil identificarlo y por consiguiente, buscar ayuda psicológica.Los síntomas de este trastorno no son solamente a nivel psicológico, también podrían llegar a tener serias afectaciones físicas. Algunas señales son:
  • Tristeza, posiblemente sea el síntoma más conocido y el que se manifiesta en todos los tipos de depresión. Aunque es normal que todos en algún momento estemos tristes, cuando se tiene este trastorno, el sentimiento se vuelve constante hasta el grado de perjudicar la vida diaria.
  • Ansiedad y melancolía gran parte del día.
  • Falta de interés en actividades cotidianas o que antes tenían una gran importancia, por ejemplo, entrenamientos deportivos.
  • Pérdida del deseo sexual, que en casos de parejas, podría también afectar a la relación.
  • Aparición recurrente de sentimientos negativos, como culpa, pesimismo y desesperanza de todo lo que rodea la vida de la persona que tiene depresión.
  • Baja autoestima y aislamiento social, el cual empieza desde casa, alejándose de la familia y posteriormente de otros grupos, como los amigos o los compañeros de trabajo.
  • Dificultades para conciliar el sueño, o por el contrario, deseo constante de dormir por varias horas.
  • Pérdida del apetito, aunque en otros casos se pueden presentar momentos de mucha hambre; en ambos casos, tiene consecuencias para la salud, pues se altera el metabolismo.
  • Falta de concentración y dificultad para poner atención a tareas diarias, por ejemplo, en clases escolares o en las jornadas laborales.
  • Actitud irritable cuando hay una interacción con otras personas.
  • Presencia de pensamientos  negativos, algunos relacionados con el suicidio.
Otros síntomas que caracterizan a la depresión están relacionados con afectaciones físicas, algunas de ellas son:–      Dolores de cabeza, que pueden ir de algo muy leve hasta migrañas.–      Mareos y lo que comúnmente se conoce como “temblorina”.–      Dolor de espalda y con frecuencia también dolor de estómago.–     Presencia de problemas cardíacos y también dificultad para respirar.

Algunas causas para estar deprimido

Si bien es cierto que los motivos que provocan la depresión pueden variar de una persona a otra, es posible determinar algunos que se repiten en varios casos. Las situaciones adversas o que son inesperadas, forman parte de esos detonantes, por ejemplo, la muerte de un familiar podría provocar un trastorno depresivo en muchas personas que pasen por esta experiencia.Otras situaciones que podrían considerarse como causas para tener depresión están relacionadas con la pareja, pues en ocasiones, al romper con un noviazgo o un matrimonio, una de las personas involucradas, puede llegar a presentar síntomas de este trastorno, los cuales van a necesitar del apoyo de un psicólogo para poder combatirlos.Perder un empleo, tener problemas familiares, una mala relación con los compañeros de trabajo, enfrentar situaciones de bullying en la escuela, vivir un episodio traumático como violencia sexual o algo relacionado con desastres naturales, son otras causas que podrían provocar que la persona que vive algo de esto, se sienta deprimida.Pasar por alguna de las situaciones antes descritas no son los únicos motivos que los especialistas consideran como causantes de depresión, pues otros están relacionados con factores genéticos, cambios hormonales e incluso algunas enfermedades que provocan estados de ánimo llenos de tristeza.

El diagnóstico de los especialistas

A partir de los síntomas antes descritos, las personas pueden considerar si están pasando por un cuadro de depresión, lo cual les permitirá visitar a un psicólogo para que realice un diagnóstico efectivo que defina cuál es el tipo de depresión que se tiene. Este diagnóstico se puede realizar de cuatro formas diferentes:
  1. Exploración física: en una consulta médica, el especialista realiza una exploración física y un análisis de antecedentes clínicos, para determinar si esto es la causa de la depresión.
  2. Análisis de laboratorio: con estudios de sangre (o los que un especialista determine), se puede tener un panorama más completo de las posibles causas de un trastorno depresivo.
  3. Evaluación psiquiátrica: en este tipo de diagnóstico, un psicólogo hace una serie de preguntas que se enfocan en los sentimientos y experiencias del paciente, los cuales podrían dar señales claras de las causas para que tenga depresión.

Tratamientos contra la depresión

Una vez que los especialistas determinan que el paciente está pasando por un cuadro de depresión, se debe establecer el tratamiento más adecuado a seguir, para que con esto se pueda buscar una solución que permita ponerle fin a este padecimiento.La terapia psicológica es lo más eficaz que hay para encontrar las causas de la depresión ya partir de esto, establecer un aproximado número de sesiones en las que el paciente irá notando avances, vencerá sus miedos y podrá terminar con este problema.Sin embargo, cabe aclarar que en ocasiones la terapia por sí sola no es suficiente, por lo que los especialistas deben recurrir al uso de medicamentos, que únicamente ellos pueden prescribir, ya que por medio de ellos se pueden aliviar algunos síntomas que caracterizan a este trastorno.Cuando la depresión se encuentra en un estado más grave, los psicólogos pueden recurrir no solamente a la terapia y los medicamentos, en ocasiones es necesario que el paciente sea hospitalizado o ingresado a un programa de tratamiento en lugares especializados, para que pueda ir combatiendo este padecimiento.

Cuidado con las recaídas

La depresión es un trastorno mental que puede tener recaídas, sobre todo cuando se encuentra en un estado grave o se presenta como distimia. Aproximadamente, más de la mitad de las personas que los padecen, podrían volver a tener un episodio depresivo en algún momento de su vida.Por eso, es importante que las visitas con un psicólogo se lleven más allá del final del tratamiento, es decir, que continúen por un mediano o largo plazo para que las personas que sufrieron depresión, eviten en la medida de lo posible, tener una o varias recaídas.La depresión es un trastorno que muchas personas pueden sentir en algún momento de su vida, porque existen muchos motivos para sentir tristeza o melancolía, lo importante es que si esto se repite constantemente y comienza a afectar la rutina diaria, se debe visitar a un psicólogo para que él brinde el tratamiento más adecuado que pueda ponerle punto final a esta enfermedad.

ENTRADAS RECIENTES

CONTÁCTANOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on google
Share on whatsapp
Share on email